BAHIA SOLANO… UN DESTINO NATURAL

Si lo que estás buscando es vivir una experiencia 100% natural, la respuesta es Bahía Solano, en este destino puedes contemplar cómo la selva chocoana se adentra en el océano pacífico, extensas playas, parques naturales, ríos de agua cristalina, vibrantes cascadas que llegan directamente al mar, diversidad de fauna, flora y es el lugar donde las ballenas jorobadas llegan cada año y brindan un espectáculo maravilloso.

Para todo aquel que visita Bahia Solano es una oportunidad inigualable descubrir su cultura, su folclor y la autenticidad de su gente con la energía y calidez que caracteriza a los integrantes de las comunidades indígenas, de los resguardos de Boroboro, El Brazo y El Valle.

Y como muestra de la alegría innata de su población, se celebra allí el Festival de la Bahía, que para este año, durante la primera semana de agosto, hará alusión a la paz y a la hermandad de los cuatro municipios del corredor norte chocoano, donde se podrá disfrutar durante ocho días, de diversas muestras artísticas, culturales, gastronómicas, deportivas, y de pesca artesanal.

No se puede visitar Bahia Solano y no probar su comida típica y más cuando el arte de cocinar es parte notable de la identidad de los pueblos afrocolombianos. Allí prevalece el pescado, como el atún y el pargo, que hacen parte de la dieta diaria de sus habitantes y del deleite de los visitantes que lo pueden acompañar con arroz, patacón o yuca.

Parque Nacional Natural Utria

Como destino natural, en Bahia Solano se puede visitar este parque que cuenta con una gran riqueza en biodiversidad en sus 54.300 hectáreas, las cuales se distribuyen en selva húmeda tropical, manglares, estuarios, playas, acantilados y arrecifes coralinos.

Por eso allí hay muchas actividades que el turista puede disfrutar y realizar como el avistamiento de ballenas, delfines, tortugas y aves, careteo, senderismo, kayak, buceo de fotografías, incluso hay servicios de alojamiento, restaurante y auditorio disponibles.

Utría es la “Sala Cuna” de las ballenas jorobadas – yubarta- que cada año, entre julio y octubre, viajan desde la Antártida hasta el Pacífico para aparearse y parir sus ballenatos en las aguas calmadas de la ensenada. Hasta allí podrás acceder en lancha en un trayecto de 35 minutos aproximadamente desde el corregimiento El Valle y tener la oportunidad de ver sus aleta sus colas y hasta saltos en los que exponen sus cuerpos, de hasta dieciocho metros de largo, además de disfrutar de las hermosas sinfonías emitidas por las ballenas durante su proceso de apareamiento.

Son muchos los atractivos naturales y recorridos eco-turísticos que se pueden realizar en este destino tales como excursiones por los ríos Tundó y Chadó, recorrido por la reserva El Almejal y por las diferentes playas, travesías fluviales por el mar pacífico, caminatas ecológicas hacia la cascada El Tigre, baños medicinales en los pozos termales y practicar surf entre otros.

Bahía Solano, el lugar donde la selva y el mar convergen en un ecosistema privilegiado en el mundo, te espera para que vivas una experiencia única y natural.

Comparte esto: